fbpx
Plaza de Espronceda, 5. Almendralejo (Badajoz)
Atención al paciente: 626 916 086

Estética Dental

La estética dental consiste en la intervención dental para solucionar determinados problemas que afectan a la apariencia de la boca. También se conoce como “odontología cosmética”, porque puede ayudarte a conseguir una sonrisa más bonita.
Su principal objetivo es lograr reparar todos los desajustes dentales para conseguir una sonrisa perfecta.
La odontología cosmética puede corregir los dientes desgastados, los dientes separados, los dientes torcidos, los dientes descoloridos y otros problemas que impiden lucir una dentadura impecable . También puede enderezar los dientes para que no sobresalgan demasiado al sonreír o reír, lo que hace que parezcan más grandes de lo que realmente son.

Los tratamientos de estética dental se utilizan únicamente para acabar con problemas que afectan a la apariencia dental, es decir, no son una solución para acabar con determinadas enfermedades dentales.
Entre los tratamientos más utilizados podemos encontrarnos el blanqueamiento, que se utiliza para lograr un color homogéneo y un tono blanco. La ortodoncia, con la que se busca la recolocación de las piezas dentales para lucir una sonrisa recta y mejorar la mordida. Las carillas, que consisten en la colocación de piezas sobre los dientes o los implantes dentales, con los que es posible recuperar dientes perdidos y poder rellenar aquellos huecos que han quedado en la boca.

Antes de llevar a cabo uno de estos procedimientos, es recomendable que el paciente se realice una limpieza previa para eliminar el sarro acumulado y cerciorarse de lograr unos mejores resultados. También es recomendable evitar el consumo de tabaco o alimentos y bebidas que puedan afectar al color de los dientes como el café.
Para mantener los resultados de un tratamiento de estética dental, es imprescindible que el paciente sea consecuente y constante con su higiene dental. El primer paso en el proceso de mantenimiento de la higiene bucal es el cepillado dental. El paciente debe cepillarse los dientes dos veces al día con un dentífrico con flúor . Se recomienda utilizar un cepillo de dientes eléctrico con movimientos oscilantes rotativos, ya que así se eliminará la placa de todas las zonas de la boca y las encías con mayor eficacia que con el cepillado manual. El segundo paso consiste en llevar a cabo revisiones periódicas al dentista para comprobar que todo está bien y poder detectar a tiempo cualquier enfermedad, lo cual es clave para evitar tener que someterse a intervenciones más costosas e intrusivas que una limpieza.

Abrir chat
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte desde Clínica Dental Barrau?